viernes, mayo 02, 2014

845 Euclid Avenue y Willmore

Will More es un actor de culto de la época de la movida que desapareció tras hacer una sola  película, "Arrebato", en 1979, dirigida por Iván Zulueta. Película que lo  convirtió en una estrella underground. Yo supe quién era porque lo conocí en Miami. Me lo presentó Paco, el novio de mi amiga, la guapísima Valbanuz ...
Will More venía mucho a mi casa de Miami Beach sobre el año 2000, en el 945 de Euclid Avenue. Era de familia pija. Su nombre completo según Wikipedia es Joaquín Alonso Colmenares-Navascúes García-Loygorri de los Ríos.
Y malvivía con Paco, que era actor además de novio de Valbanuz… 
Yo en esa época estaba preparándome para iniciar mi carrera de cantautor en España, cosa que hice a mi regreso a Madrid en el 2001, tras cinco años en Miami. Había trabajado como productor y compositor para Universal y Sony pero las cosas ya empezaban a ir mal en la industria del disco y ya se me había acabado el dinero. Así que las reuniones en casa eran donde yo probaba las canciones y aprendía a cantar. 
Eramos todos muy bohemios y nos buscábamos la vida como podíamos…
Muchas veces íbamos todo el grupo a cenar por al cara a inauguraciones de clubs o a beber gratis a fiestas de las que se enteraban Paco y Valbanuz.
Yo ya compartía mi piso con Alejandro Lucaya pues no podía pagar el alquiler, los 700 dólares que costaba el pisito de Euclid Avenue y que teníamos que pagar a Gloria Estefan, que era la dueña del edificio. Bueno, en realidad los cheques iban a nombre de "Estefan Enterprises".
Alejandro dormía en el futón y me alquilaba el coche, mi precioso y hortera Mustang rojo descapotable, porque yo no tenía dinero ni para gasolina.

Un día bajó la vecina de arriba y cuando vio cómo teníamos la nevera de vacía subió corriendo a su casa y nos bajó unos bagels y no sé cuantas cosas más que devoramos con gusto. Qué generosa era. 


En mi casa siempre había gente viniendo a cenar y a tomar copas y lo pasábamos genial cantando con mi guitarra e improvisando letras. Val cocinaba y también leía el Tarot, Carmen Malouf nos contaba sus amoríos que varios queríamos complementar, Gabriela nos prometía algún trabajillo de doblador en Discovery en español para llegar a fin de mes...
En aquellos buenos momentos Will More solía recitar poemas con su potente voz, cosa que a todos nos encantaba. A él le gustaba mucho venir porque se sentía validado y respetado como actor. Vivía del gobierno americano, las cosas no son siempre como nos las cuentan, y en USA hay gente que vive de la ayuda del gobierno... O vivían, no sé como estarán ahora.
Pero a Will More le gustaba mucho venir a casa a tomar copas, fumar petas, se presentaba a cualquier hora y daba a veces algún sablazo… Eran unos tiempos maravillosos, antes de que Miami Beach se pusiera tan caro y tan de moda. Cuando me fui de Miami él me pidió una figurita de metal que representaba un toro bravo que yo tenía encima de mi nevera y él a cambio me dio una mochila de cuero que aún conservo y uso... Pero desde el 2001 nunca más supe de él. Saludos donde quiera que esté. 

domingo, abril 20, 2014

Instrumentos Musicales Qualities

Hoy voy a hablar de instrumentos musicales. Los instrumentos, para los músicos de verdad, son como los amigos o las novias: no vas a una tienda y los compras. Más bien aparecen, la vida te los da cuando a ella le da la gana. Si quieres comprar una guitarra o un  bajo o un piano, no puedes ir a la tienda y tenerlo ese mismo día. Eso lo hacen los aficionados. Los que tienen dinero para comprarse un instrumento buenísimo y carísimo.

A esos les vende los mejores instrumentos mi querido Luis Mohedano en su tienda QUALITIES en la calle Granada 26, en mi barrio. También a los profesionales como yo les vende cosas...
Fui a comprar una funda para viaje para mi guitarra. Luis me conoce desde los tiempos de Objetivo Birmania y siempre que me ve insiste en una reunión del grupo. "A ver si os juntáis y hacéis una gira y os forráis" dice con ese acento rockero que tiene, muy acorde con su look.

Siempre le pregunto quién compra esas maravillosas guitarras eléctricas de cinco mil euros que él tiene en la tienda, y siempre me habla de algún médico, funcionario, o incluso parado que tiene un grupo y que quiere lo mejor. Los músicos profesionales no solemos tener instrumentos tan caros, qué curioso. Me recuerda a esos fabulosos pianos Steinway que nadie toca en los salones de los millonarios, pianos tristes, objetos de decoración, mientras algún estudiante hace sus escalas en un piano malo y desafinado...
En fin...

Me enseña Luis una guitarra acústica de 200 euros, hecha en China por Martin, la famosa marca de guitarras acústicas americana. Yo tengo una que compré de segunda mano hace mucho por 800 dólares en Miami, en el Guitar Center. Conozco bien el tacto y el sonido de una buena Martin...
Pues el caso es que los chinos hacen ya guitarras por 200 euros que suenan como las de 2000 dólares, en fin, qué cosas...

Estos días en París me doy cuenta de que estoy tocando mucho la guitarra y es porque estoy viajando otra vez con MI GUITARRA, mi Takamine de nylon con la que llevo haciendo los conciertos desde 2001. Aunque la compré nueva, por ciento sesenta mil pesetas... Por eso dice Jesús Gómez, "nerd" y "geek" (antes de que existieran esos términos) y grandísimo productor "el músico es él y su instrumento". Son un binomio inseparable. Fin de la charla.

lunes, marzo 17, 2014

Nuevo clip de Morir en el armario.

Me manda Rogelio el clip que me ha hecho de "Morir en el armario".
Es un clip rodado con mucho talento y pocos medios.
El chisme que me sale de la tripa y sujeta la cámara lo ha hecho él mismo con sus manos. El modelo equivalente que está en las tiendas cuesta un pastón...
Buscando la manera de hacer las cosas. A veces es mejor tener pocos medios para estimular la imaginación. Rogelio tiene un trabajo donde le pagan mal y tiene dos hijos. Me gustaría que pudiera vivir sólo de su cámara, pero no es posible de momento...
https://www.youtube.com/watch?v=DdzUB91yOjo